Un amigo es para siempre

Un niño llega a su casa y dice: "Mamá, ¿puedo ir al hospital para ver a un amigo que está enfermo?

- "Claro, pero.. ¿qué tiene?"

El hijo, con la cabeza gacha, dice: " Un tumor en el cerebro"

La madre, furiosa, dice: "¿Y para que quieres ir al hospital? ¿Quieres verlo morir?". El niño marcha y desaparece.

Horas más tarde, vuelve rojo de tanto llorar, diciendo: "¡Oh madre, ha sido tan horrible, él ha muerto delante de mí!"

La madre, molesta: "Y ahora ¿Ya estás feliz? ¿Esta es la escena qué querías ver?"

Una última lágrima cae de los ojos del niño y acompañada de una sonrisa, dice: "Si mamá, ¡muy feliz!" "

- "He llegado a tiempo para verlo sonreír y decirme: Yo sabía que vendrías"

1 comentario:

Unknown dijo...

Es un cuento lleno de esa inocencia y amor incondicional que tienen los niños...y que los adultos olvidamos...

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu visita y por tus comentarios!